Parque Técnológico de Andalucía Escuela de Negocios del Meditarráneo
951 20 44 60
info@mediterraneabs.com

Técnica de estudio Pomodoro: todo lo que debes saber

La técnica de estudio Pomodoro es una de las más conocidas por los estudiantes para aprovechar al máximo el tiempo de estudio. La técnica Pomodoro consiste en dividir el tiempo de estudio en periodos de atención y descansos. Además de para el estudio, también se utiliza para organizar cualquier tipo de actividad, ya que su objetivo principal es aumentar la productividad.

¿Por qué POMODORO?

Al escuchar la palabra ‘’pomodoro’’ es muy probable que se te haya venido a la mente comida italiana, ¿cierto?.  Esto se debe a que el creador de la técnica pomodoro, Francesco Cirillo, en efecto, es italiano. Este ingeniero informático tenía la necesidad de encontrar un método para mejorar la administración del tiempo dedicado a una actividad y poder mejorar así la productividad. Para ello, comenzó utilizando un temporizador de cocina y, adivina qué, tenía forma de tomate, de ahí pomodoro (tomate en italiano).

Fue así como, a finales de los 80, surgió el método pomodoro.

¿Cómo funciona el método Pomodoro?

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que nuestro cerebro, al igual que tiene picos de actividad, necesita descansos para recuperarse. Teniendo esto en cuenta, la técnica Pomodoro establece bloques de 25 min de actividad intensa (estudio) que deberán alternarse con periodos cortos de 5 min de descanso. Además, cada 4 o 5 bloques de estudio, también llamados pomodoros, se recomienda un tiempo de descanso mayor, de aproximadamente unos 20-30 min.

De esta manera, el proceso de estudio se dividiría en diferentes etapas en las que se alternan periodos de estudio con momentos de descanso (esenciales para conseguir el máximo rendimiento cuando vuelvas a retomar la actividad).

¿Cómo puedo aplicarlo?

Para empezar a utilizar el método Pomodoro tenemos que tener en primer lugar una lista de tareas que queremos llevar a cabo a lo largo de la jornada. Estas tareas las organizaremos en función de cómo de importante son para darles prioridad y las asignaremos a los diferentes periodos de actividad.

En segundo lugar, tenemos que aislarnos de cualquier distracción que pueda hacernos perder ese valioso tiempo incluido en el periodo de actividad (televisión, correo electrónico, móvil, RRSS…). Solo si conseguimos evadirnos y poner toda nuestra atención en la tarea que tenemos que realizar, podremos completarla en el periodo establecido para ello.

El éxito de este método está basado en la intensidad del tiempo que vas a dedicar al estudio, por lo tanto, esos 25 minutos de estudio tendrás que aprovecharlos al máximo.

Puedes utilizar un reloj o cualquier aplicación para controlar el tiempo, aunque nuestro consejo es utilizar un cronómetro para asegurarte que cumples los periodos a la perfección. En Youtube podrás encontrar vídeos con sonidos relajantes con un reloj incorporado. Si te gusta estudiar con sonido relajante de fondo este vídeo puede serte muy útil

¿Por qué es tan efectiva la técnica de estudio Pomodoro?

La técnica pomodoro es efectiva simplemente porque aumenta la productividad.

Bien sea en el estudio o para cualquier tipo de actividad, si la llevas a cabo de manera intensiva y sin ningún tipo de distracción, tu rendimiento será mayor y por lo tanto más productivo.

¿Imaginas un deportista que hiciera múltiples series de ejercicios y no descansara entre ellas? Sería prácticamente imposible. Con la mente pasa igual, los tiempos de descanso hacen que se maximice nuestra capacidad cerebral.

¿Cuándo usar Pomodoro?

La técnica Pomodoro es muy efectiva para organizar tareas a las que podemos asignarles aproximadamente un tiempo de realización antes de llevarlas a cabo. Por ejemplo, si tenemos que estudiar un tema de 25 páginas, podremos prever que tardaremos X en llevarlo a cabo, ya que podremos otorgarle cuánto tiempo podríamos dedicarle aproximadamente a cada página. Si hablamos de realizar tareas, como por ejemplo responder emails, sabemos que deberíamos dedicarle un cierto tiempo al día, por ejemplo 25 min (un pomodoro).

Como hemos comentado anteriormente, es una técnica muy absorbente y para que funcione bien no se puede parar el estudio o tarea para contestar un correo o una llamada telefónica. Toda tu atención tiene que estar en realizar la actividad. Por ello, podrás usarla cuando estés seguro que no tendrás interrupciones.

Por otro lado, hay tareas que no sabemos cuánto tiempo nos va a llevar realizarlas.  Un ejemplo puede ser las relacionadas con la creatividad. ¿Cómo puedo cuantificar el tiempo que tardaré en crear y desarrollar una idea? Más que con el tiempo, hay tareas que están relacionadas con la inspiración.

Esta técnica es recomendable solo para tareas individuales ya que es muy complicada llevarla a cabo para trabajos en grupo.

¿Qué te ha parecido esta técnica?, ¿crees que es realmente efectiva para gestionar el tiempo y organizar correctamente las tareas?

Lo mejor de este método es que puedes empezar a implementarlo hoy mismo. Recuerda, para usar el Método Pomodoro tendrás que seguir los siguientes pasos.

  1. Crea una lista de tareas y organízalas por orden de prioridad
  2. Pon el marcha el temporizador y déjalo correr durante 25 minutos (1 pomodoro) mientras realizas la tarea sin ninguna distracción
  3. Cuando finalice el periodo, tómate 5 minutos de descanso
  4. Cada 4 o 5 pomodoros, descansa 20-30 minutos

Existen diferentes técnicas de estudio y nuestro consejo es que apliques la que mejor resultados te de, el método Pomodoro es solo una de ellas.  En nuestro blog ya hemos hablado anteriormente sobre técnicas de estudio infalibles que pueden aplicarse a cualquier área, haz click aquí para leer el post.

Post relacionados