Parque Técnológico de Andalucía Escuela de Negocios del Meditarráneo
951 20 44 60
info@mediterraneabs.com
escuela europea de negocios

7 habilidades del coaching

El coahing, esta disciplina que se ha eco eco en los últimos tiempos. Que apareció como una auténtica novedad y que actualmente son muchas las personas que la siguen. Llegando a ser el segundo sector de mayor crecimiento a nivel mundial. En 2019 se estimaban 100.000 coaches a nivel mundial, de los cuales el 92% estaban activos. Es por eso que vamos a hablar de las 7 habilidades del coaching.

El coaching sigue a la tecnología en cuanto a sectores de mayor crecimiento mundial. En 2017 fue el año que más furor causó esta disciplina, sobrepasando el billón de ingresos. Este crecimiento no se quedó ahí, su progreso fue en continuo crecimiento hasta llegar a los 1.98 billones en el 2022. ¡Una disciplina a seguir!

Habilidades del coaching en las empresas

La Feredación Internation de Coaching en su estudio más actualizado (2016) sobre las habilidades del coaching en las empresas, hablaba de un aumento del 30% de inversión en coaching por las empresas en España. Esto no solo se debe a la moda del momento si no a la justificación de que esta disciplina hace aumentar la productividad de la empresa en un 70%.

El coaching empresarial es un conjunto de técnicas y métodos que se enfocan al factor humano de una empresa u organización. Lo que pretende es que, gracias al implemento de estas técnicas, se consiga mejor eficiencia en resultados, motivación del equipo y su satisfacción.

Las técnicas del coaching empresarial

Las habilidades del coaching pueden desarrollarse de diferentes maneras, afecta tanto la persona que lo recibe dicho coaching como el encargado de la disciplina. En una empresa el objetivo se basa en los resultados de la compañía. Se trabaja la motivación del equipo con su continua satisfacción para conseguir un control en los resultados.

El coaching trabaja el compromiso de los empleados con la empresa en la que trabajan, potenciando las preguntas de reflexión e incentivando la escucha activa. Como todo proceso tendrá sus apuntes en donde el coach tendrá que finalizar con un feedback y su reconocimiento del progreso.

Las 7 habilidades del coaching de las que todo el mundo habla

Al igual que se habla del aumento de la demanda de psicólogos por la pandemia COVID-19, pasó lo mismo con la demanda de coach. Además, también se pide a los trabajadores que tengan entre sus características las de un coach, es decir, capacidad resolutiva, análisis de información, resiliencia, comunicación, entre otras. Se busca trabajadores con capacidades duraderas.

La persona que ejerce de coach de equipos representa una enorme responsabilidad, que recae sobre su persona. Las personas que buscan sus servicios depositan toda su confianza en él. Por ello, el estudio de un máster en coaching nos permite identificar las habilidades del coaching que debemos desarrollar para conectar con las personas. Qué debe tener un buen coach, nos preguntamos.

Un buen coach

Un buen coach no nace, se hace. La predisposición que pueda tener una persona para mejorar sus habilidades del coaching que le permite conectar con otras personas, es el requisito indispensable para el desarrollo de mejores conexiones emocionales. Para conseguir tal efecto, el coach debe ir desarrollando una serie de habilidades.

El desarrollo de las habilidades

Las personas nunca van a ser iguales durante toda su vida, es durante el transcurso de la misma donde se va adquiriendo una personalidad determinada. La experiencia, las vivencias, son todos estos momentos los que nos hacen ser de una manera u otra. Al igual que cuando somos pequeños tenemos que aprender a hablar y a escribir y con el tiempo serán procesos mecanizados.

El ser humano necesita ir desarrollando sus habilidades, aprender ciertas técnicas, desarrollar conocimientos y seguir aprendiendo. A continuación, te explicamos las 7 habilidades del coaching que debes desarrollar si quieres dedicarte a este sector:

Auto-conocimiento

Como se ha explicado con anterioridad, el coaching es un proceso de aprendizaje dinámico que incluye técnicas y métodos. El coach estudia muy bien a la persona que esta tratando para poder implantar las técnicas que mejor se adapten a cada caso.

Gracias al auto-conocimiento el coach consigue identificar sus temores, debilidades y las fortalezas que tiene como persona. De esta manera hace que pueda aceptar sus propias habilidades y dificultades para poder transferir este conocimiento. Al final y al cabo el coaching se basa en la implantación de técnicas concretas y es muy importante saber con quién estoy tratando y para qué, todo esto se dará gracias al auto-conocimiento.

Habilidad para motivar

Una de las habilidades del coaching es la motivación como explicamos anteriormente. Al igual que el coach de un equipo de fútbol o de baloncesto que, además de enseñar, motivan a su equipo en el momento de la competición. Un coach debe tener la habilidad de motivar a su equipo para conseguir obtener el mejor resultado de cada una de las personas.

La motivación proviene realmente de la propia persona, ya que el coach se introduce en sus emociones para buscar y sacar a relucir sus habilidades más ventajosas.

Asertividad

Un coach trabaja constantemente en la resolución de conflictos. Los conflictos tienen diferentes opciones y reacciones, en concreto, 3: evitar el conflicto, volverte autoritario y agresivo ante el conflicto o, por último, defender tu postura sin tener que levantar la voz. Lo que se entiende como una discusión conversacional.

Es por ello que el coach necesita ser asertivo para tener mano firme con su equipo sin llegar a faltar el respeto a nadie. La asertividad consiste en hacer una declaración firme o afirmación sin necesidad de mostrar pruebas.

Capacidad de comunicación

Como no podría ser de otra manera, un coach necesita desarrollar sus habilidades de comunicación. Se considera una de las claves de las habilidades del coaching pues un coach que no sepa comunicarse, no podrá desempeñar sus funciones correctamente. Un coach que sepa comunicarse con los demás es uno de los requerimientos más importantes.

Se considera que la buena comunicación viene dada por una escucha activa. Este tipo de escucha se considera una de las mejores técnicas de comunicación de las que nos valemos para conseguir comunicarnos con los demás.

Las habilidades del coaching en continuo desarrollo

¡Ojo! No hemos terminado, aún quedan 3 para llegar a las 7 habilidades del coaching que les prometimos. Pero antes de continuar, es necesario que tengan claro que todas estas habilidades, al igual que no nacen, se hacen, también hay que mantenerlas. El mantenimiento consiste en el continuo trabajo, en el entendimiento de las mismas. Además, también es necesario que el coach sea capaz de ver sus errores y, por supuesto, que sepa cambiarlos.

Un coach capaz de saber auto conocerse y reflejar eso en sus pacientes, solo necesitará tener buenas dotes de comunicación, gracias a esto podrá transmitir una motivación efectiva y tendrá creencia y respeto para demostrar asertividad. Pero, aún hay más:

Habilidad proactiva

¿Un coach debe ser proactivo? Por supuesto. La capacidad del coach para identificar las necesidades y objetivos del cliente resulta esencial. Es por ello que nace la necesidad de su proactividad. Esto hace que el coaching sea más eficaz, ya que se enfocará en la consecución de los objetivos personales.

Capacidad de análisis

Un perfil analítico, ¿por qué? Como se ha repetido en varias ocasiones el coach debe analizar al paciente que esta tratando. Al igual que son importantes sus dotes de comunicación, también lo es su capacidad de análisis.

El coach debe disgregar las partes de cada una de las situaciones para poder analizarlas y buscar soluciones individuales. Esto va a permitir realizar un coaching, en donde la terapia se va a adaptar a cada una de las necesidades personales.

Congruencia y valores

Para terminar de hablar de las 7 habilidades del coaching es imprescindible mencionar la congruencia y valores. Es necesario que existe una relación entre lo que el coach defiende y lo que hace. Cuando una persona está defendiendo unas ideas, perderá credibilidad si sus hechos reflejan una idea opuesta.

El pupilo debe tener la certeza de que lo que se defienda se lo aplica. Esto aporta validez a la terapia, a su palabra y a todo el proceso de coach. Es por ello, que podemos comprobar que la habilidad del coach requiere un total de entrega. En definitiva, el coach debe ser el primero que se entrene a sí mismo y comparta sus terapias.

Conclusión

Si algo tienes que haber aprendido después de este post es la postura que tiene un coach frente a su paciente. Si has entendido su objetivo de crecimiento para el paciente, entenderás las habilidades del coaching necesarias. Habilidades lógicas para poder llevar su proceso. Ahora bien, ¿te atreverías a especializarte en coaching? Nuestros programas de postgrado y máster en este sector, reflejan las habilidades del coaching que te especializan en esta rama de conocimiento.

También puede interesarte